EZYTEC

Estamos
Disponibles

¿Cuánto tiempo puede ahorrar con
un control de acceso vehicular?

¿Cuánto tiempo puede ahorrar con un control de acceso vehicular?

La talanquera: esa barra, casi siempre blanca con rayas rojas, que es prácticamente el símbolo predilecto de un control de acceso vehicular. Una barrera a la que estamos acostumbrados y que, en muchas ocasiones, es el punto donde más congestión se genera al ingresar a un parqueadero.

¿Sabe de qué hablamos, cierto? Bueno, ¿qué pasa si le decimos que la talanquera es cosa del pasado?

El fin de la barrera física 

Cuando hablamos de acceder, queremos que el verbo supla todo lo que significa esa palabra: tener la satisfacción de seguir hacia adelante, sin encontrar ningún obstáculo. Eso es lo que creemos cuando hablamos de un control de acceso vehicular y hacia eso apuntamos.

No queremos más barreras en los establecimientos de nuestros clientes. No queremos más obstáculos. Queremos un proceso 100% automatizado con Seamless Parking, para duplicar los tiempos de experiencia de los sistemas de parqueo tradicionales.

¿Cómo logramos esto? Con la integración de un sistema de cámaras que detectan las placas de los vehículos que ingresan y salen del establecimiento, dejando un registro, con cobro digital, que es capaz de medir con precisión el tiempo de permanencia del cliente.

Solucionando los problemas de raíz

Smart-Parking control de acceso vehicular

En el estudio de los comportamientos sobre el uso de los métodos tradicionales de parqueo, el elemento humano es el factor fundamental en el entorpecimiento del flujo de vehículos. Esto para nadie es un secreto: interactuar con un botón para recibir la tarjeta de acceso, tomarse un tiempo buscando dónde guardaste la dichosa tarjeta o hacer filas para poder pagar esa pequeña suma; todo cuenta.

Es por esto por lo que apuntar al desarrollo de tecnologías que tengan como fin eliminar el factor humano, es fundamental en la búsqueda de ahorro en el tiempo. Y ahorrar tiempo es sinónimo de garantizar acceso a más clientes y, esto a su vez, significa más clientes.

Uno de nuestros casos de éxito nos permitió entender que, cuando los clientes se adaptan al funcionamiento del sistema, podemos hablar de un ahorro que alcanza casi el  80% en el tiempo invertido en el control de acceso vehicular. Una cifra que es una base, pero que no es un límite: queremos alcanzar mucho más.

El ahorro como publicidad

Optar por adquirir un sistema enfocado a la eficiencia, nos permite hablar de una construcción encaminada a la experiencia de sus clientes, lo que se traduce en un voz a voz, casi inmediato, que podría reflejarse en una llamada telefónica que diga “aquí no hay fila para parquear”. 

Esto, que consideramos una pieza fundamental, hace que la eficiencia se vuelva una poderosa herramienta de publicidad y por ello, confiamos en que la transformación del control de acceso vehicular, con Seamless Parking, es un punto clave que podemos tratar cuando se contacte con nosotros.